2 oct. 2008

Conversación con una señora con Alzheimer

Quiero aclarar que no se si era Alzheimer posta, pero la evidencia me hace suponer que si.

Estaba en la parada del 84 después de un parcial de Pensamiento Científico, y con la cabeza ocupada reflexionando acerca del mismo, cuando empieza la conversación:

S: ¿Esta es la parada del 84?
K: Sí, es esta.

(Pasan unos segundos)
S: ¿Cuanto le pone de acá a San Juan y Entre Ríos?
K: No sé.

(Pasan otros segundos)
S: ¿Qué hora tiene?
K:
(Empiezo a buscar el celular en lo más recóndito de mi mochila, mientras la señora se daba vuelta, para luego volverse ante mí) Son las siete menos cuarto.
(Pasan otros segundos nuevamente)
S: ¿Cuanto le pone de acá a San Juan y Entre Ríos?
K: No sé.
(Más segundos en el interin)
S: ¿Qué hora tiene?
K: (Inmutable, le repito, aunque confieso que me hubiese gustado decir que eran las dos de la madrugada...) Son las siete menos cuarto.
S: ¿Le pone que llego a San Juan y Entre Ríos a las ocho menos cuarto?
K: No sé, yo me bajo antes...

Después de esto, le preguntó lo mismo a una chica que estaba delante suyo, quien, al igual que mi, no tenía idea... En ese entonces pensé que ahora le iba a preguntar y repreguntar a ella por el resto del tiempo de espera, pero desafortunadamente reviví la misma escena:

S: ¿Cuanto le pone de acá a San Juan y Entre Ríos?
K: No sé.

Luego la señora viendo al 84 dirigiéndose a la parada exclamó: "Ahí viene", lo que luego repitió una vez antes de subirse al colectivo. Obviamente, yo me subí al que venía detrás de ese para evitar futuras conversaciones que me generaran un deja-vú.

2 comentarios:

Danci! dijo...

Excelente entrada!

Lo que pasa es que las viejas suelen ser tan hinchapelotas que uno no puede distinguir entre una grave y dolorosa enfermedad o ganas de romper las bolas.

Vena dijo...

Coincido al 100% con Dancito, por ahí no tenía nada sino ganas de romper las pelotitas.

Saludos!

P.D.: Muy buena entrada, ja.