9 jun. 2007

La banda más loca

Siguiendo con el tributo a Sgt. Pepper's, les dejo una nota de olé, que como no es costumbre, me parece agradable y digna de Dalegas!

El 30/3/67, cuatro días antes de que terminaran de grabar, Los Beatles se tomaron esta foto. En la muñeca se lee: "Bienvenidos Los Rolling Stones".
El 30/3/67, cuatro días antes de que terminaran de grabar, Los Beatles se tomaron esta foto. En la muñeca se lee: "Bienvenidos Los Rolling Stones".


Fue hace cuarenta años, y no veinte, que el Sargento le enseñó a tocar a la banda. Y se elevó Lucy (¡esas iniciales!), ella se fue de casa y un tipo se voló el cerebro en su auto. ¿Esto tiene sentido para vos? Si la respuesta es "no", creéme que lo lamento. Igual, aún estás a tiempo de solucionarlo: nunca es tarde para escuchar el álbum más significativo de la historia del rock. La mayoría de los especialistas considera de ese modo a Sgt. Pepper's y por varias razones: la música (genial, vanguardista), el arte (la tapa, los accesorios), el concepto (un disco que se veía como una unidad) y pequeños detalles (el silbato sólo audible por los perros) propios de la lúdica genialidad beatle. La obra maestra se editó el miércoles 1ø de junio de 1967. Y cambió todo. ¿Y qué hace Sergeant Pepper's en Olé? Cómo, ¿no sabías que hay tres deportistas en la tapa, mezclados entre Poe, Dylan, Brando, Einstein y Marx? Con una pequeña ayudita de Olé, vas a descubrirlos...
Los Beatles no eran muy futboleros. Sin embargo, se cree que Paul McCartney es hincha del Everton, clásico rival del Liverpool (los cuatro Beatles son de allí). Es más: hace un tiempo, se rumoreó que Paul iba a invertir 100 millones de libras en el club. Sus tíos lo llevaron desde chico al Goodison Park, el estadio donde juegan los Azules, y allí surgió la simpatía. Sin embargo, el único futbolista que tuvo el privilegio de aparecer en la tapa es Albert Stubbins, uno de los máximos ídolos del Liverpool. Y lo eligió Paul, porque fue el héroe de su padre.
Cada Beatle armó una lista de personalidades, sin criterio definido, para conformar la multitud que posaría con La Banda del Club de los Corazones Solitarios del Sargento Pimienta. La idea, concebida por Paul, fue "liberarse" de The Beatles (la Beatlemanía los estaba hartando) y convertirse en otra banda, ficticia. Y la tapa sería un collage que, con el tiempo, se transformaría en un símbolo del arte pop. La realizó el legendario artista inglés Peter Blake, quien acaba de diseñar la tapa de Stops the Clocks, la gran recopilación de Oasis (brillantes discípulos de The Beatles). Fue Blake quien visitó el Madame Tussaud de Londres, el museo de cera más famoso del mundo. De allí extrajeron las figuras "jóvenes" de los Beatles y... la estatua de Sonny Liston. Este ya había perdido la corona mundial a manos de Muhammad Ali, el 25 de febrero de 1964, y su figura de cera iba a ser derretida. Coincidencia o no, Los Beatles conocieron a ambos días antes de esa pelea, cuando hicieron su primera gira por Estados Unidos. Se alojaron en Miami para grabar tres presentaciones en el Show de Ed Sullivan. La última presentación (grabada semanas antes) fue el domingo 24/2, un día antes de que Ali venciera a Liston en Miami. El promotor Harold Conrad llevó a Liston al estudio, para promocionar el combate. Un par de minutos después de que ellos empezaran a cantar, Liston (una de las personas más oscuras y temidas del boxeo) codeó a Conrad y le susurró: "¿Estos son los hijos de puta por los que toda la gente anda gritando? Mi perro toca mejor que el narigón ése de la batería". Un Sonny legítimo. En definitiva, Liston terminó en la tapa más misteriosa de todas y no estuvo mal: su propia vida (y muerte) fue un gran misterio, a veces truculento. ¿Qué fue de la figura de cera? Aún la conserva Blake, en su casa.
El tercer deportista de Sgt. Pepper's es un quíntuple campeón olímpico de natación: Johnny Weissmuller, más conocido por su interpretación de Tarzán en 12 películas. El nadador brilló en los Juegos de París 24 y Amsterdam 28 y se retiró invicto en su carrera. También apareció en la tapa por capricho de Blake. Y según trascendió hace poco, la cara de Weissmuller oculta el rostro de... Adolf Hitler, tapado para evitar controversias. Dos futbolistas estuvieron en una lista previa y al final quedaron afuera: Dixie Dean (gran ídolo del Everton, donde jugó 13 años y marcó 349 goles) y Billy Liddlell (quizás el ídolo máximo del Liverpool, donde jugó 22 años y metió 229 goles). A John, al parecer, también le tiraba más Everton que Liverpool. El y Paul fueron a la final de la FA Cup de 1966 (la competencia futbolística más antigua del mundo) cuando Everton le ganó 3-2 a Sheffield Wednesday, en el mítico estadio de Wembley. Y Paul sufrió en la final del 68, cuando Everton cayó 1-0 con el West Bromwich.

1 comentario:

kei dijo...

"Mamadeira"