7 may. 2008

Conversación loca en transporte público...

Esta entrada me vino a la memoria releyendo las firmas de mi fotolog, en un post Kei me hizo recordar un acontecimiento muy extraño que paso a relatarles:

Por si no saben, las vueltas del pelle en el 132 con mi co-partner en dalegas! el señor Kei, siempre fueron constantes en varios aspectos:
-El fútbol y las quejas hacia profesores/compañeros del pelle nunca faltaron como tópico de conversación en los cientos de trayectos en bondi durante estos 5 años.

-Yo era siempre el primero en tomar asiento, como todos saben Kei es todo un caballero (yo no).

-El aspecto más relevante para esta crónica del pasado es que el vocabulario empelado por ambos siempre fue pulcro y amplio.


Luego de estas aclaraciones paso a la narración propiamente dicha:

Era un día cualquiera. Gomez Wrow, el de Contabilidad, ya habia dado las pautas para un trabaja que nunca ibamos a terminar y Carbia habia tenido otro altercado con Melcer, la de Matemática. Mientras tanto Kei y yo disfrutabamos del leve viento de la ventanilla del 132 que nos liberaba del agobiamiento del mes de Noviembre.

Ya pasada la plaza Once, mientras hablabamos de Román o de Freud, bien no recuerdo, un hombre mayor, solitario, misterioso, algo molesto nos pregunta:

-¿Saben que significa la Raíz cuadrada de 2?

Instantaneamente nuestras mejillas enrojecieron y Kei, demasiado serio para no entrar en carcajada le responde:

-es el número que al ser elevado al cuadrado, resulta el que esta dentro de la raíz. Algo así como la inversa de la exponencial x al cuadrado.

-Muy bien, dijo el viejo con satisfacción - Lo que pasa es que los adolescentes no entienden las consignas y cuando yo era joven nos enseñaban... bla bla bla... bla bla bla.

Cuando Kei ya estaba almorzando sentado en su comodo comedor, yo seguia escuchando las palabras del viejo que no representaban nada a las que cada tanto le acotaba un "Claro, es que las reglas cambiaron, pero eso no es un mal signo, sino simplemente un cambio." Creo que el hombre no estaba muy de acuerdo pero al haber encontrado un interlocutor, no me dejaba en paz.

Cuando todo daba vueltas ya a mi alrededor, mareado por las indagaciones de aquel misterioso anciano, divicé la parada que me corresponde para llegar a casa y me despedi con un: Nos vemos! (afortunadamente, no volvimos a vernos)

2 comentarios:

kei dijo...

Jajajajajajaja!!! Me re había olvidado de esta anécdota! Muy piolas las aclaraciones (¿condescendientes? naa) dejándome bien parado (bien parado porque dejaba sentarte a vos primero)... jaja

Saludos!

PD: Buena incorporación la del chat.

Vena dijo...

Cheeeee a Marco lo sacaron del staff por lo que yo dije?
Me quedé con culpa, lo único que pretendía era ser incluido yo y nada más.
Sarta de putos.
Chau.
P.D.: Estuve en muchos trayectos en el 132. Justo en ese, no.