1 sep. 2009

Tragedia

Conmoción en Belgrano: una empleada judicial mató a su novio de 12 puñaladas

Ambos protagonistas de la historia trabajaban en el fuero judicial al que me toca asistir diariamente. Me los cruzaba casi todos los días, los saludaba, el pibe era más bien formalito, por lo general no atendía sino que estaba en el fondo, vestido de traje, cada tanto tiraba algún chiste. Ella era simpática, por ahí un poco seria pero buena onda, cuando precisabas alguna mano con algún papel solía dártela.
Estas cosas lo hacen a uno reflexionar, es realmente estremecedor. Pensar que me los cruzaba todos los días...

3 comentarios:

Dan dijo...

La pregunta es si vislumbrabas peleas o alguna actitud psicotica por parte de ella...

Vena dijo...

No noté ningún mínimo rasgo de anormalidad en la mina nunca, jamás... Una piba común, como todas las otras de ahí...

Kei dijo...

Vena, de ahora en más a cada persona nueva que conozcas preguntale si es un asesino en potencia.