14 abr. 2007

NO SON COSAS QUE PASAN

River se queda afuera de la Copa Libertadores en Primera Ronda. Una caída más que inesperada contra un Caracas debilitado, al que le sacaron jugadores y el estadio, nos deja afuera, una vez más, de esta Copa Toyota Libertadores de América. Mis ojos no pueden creer lo que están viendo, mis oídos no pueden creer lo que están escuchando, y mi cabeza no puede creer... nada.

Cuesta escribir estas líneas, lamentablemente no soy de los hinchas que dicen llevar a River en el corazón pero no por eso dejan de ver al fútbol como un juego, y estas son cosas que pasan. Estas no son cosas que pasan, o al menos son cosas que no debieran pasar.

Son cosas que no debieran pasar con un jugador como Fernando Beluschi, figura en Newell´s, con un buen desempeño en River en el semestre pasado, como si estuviera despegando. El superclásico pareció la culminación de eso. El campeonato de verano pareció una muestra más de lo que se venía. Passarella lo tasó en 40 millones de dólares "sin ponerse colorado".

No debieran pasar con un jugador como Ernesto Farías, con 150 goles en Primera División, el tercer goleador en actividad en el fútbol argentino con tan sólo 26 años (detrás de Palermo y Calderón, que le llevan unos cuantos pirulos).

No debieran pasar con Leonardo Ponzio como número 5, titular en el Zaragoza, que decidió venir a la entidad millonaria por "el desafío de ganar títulos"; por cualquer cosa que sea, hiciste bien Leo: llegaste al club más lindo del planeta.

No debieran pasar con un arquero a quien lo busca el Milan de Italia para suceder nada más ni nada menos que a un grande del arco como Dida; estoy hablando de Carrizo pero no de Amadeo, Juan Pablo Carrizo. Un chico que desde el banco supo hacerse un lugar y llegar a ser un indiscutible de este plantel.

No debieran pasar con un lateral derecho del que piden videos desde el Sevilla, Paulo Ferrari es (o por lo menos era) el mejor 4 que había en el fútbol argentino, uno de los jugadores más aceptados y elogiados por los aficionados rivales.

No debieran pasar con Mauro Rosales, delantero de selección que puede definir y asistir por igual, un punta por afuera con la categoría necesaria (vaya si la tiene) como para jugar en un club de la talla de River Plate.

Es por eso que no le echo la culpa de todo esto exclusivamente a los jugadores, a Daniel Alberto Passarella o a José María Aguilar, independientemente de cuán bien me caiga cada uno de los nombrados.

Es una responsabilidad compartida, esta cadena tiene muchos eslabones. En mi humilde opinión, el "principal" responsable de todo esto si se quiere es Aguilar, hombre que ya ha demostrado no amar a la camiseta con la banda roja como tanto dice, que por orgullos políticos no quiere traer al entrenador que quiere la gente y que podría sacarnos de esta situación, y que a River le está poniendo un moñito, rueditas y se lo está llevando a la casa. Vende porcentajes de jugadores cuando no jugaron ni siquiera todavía en la Primera, y hay que decir que en una combinación Aguilar-Passarella la cantera de River ya no saca tan a menudo jugadores de la talla que había en tiempos pasados (por ejemplo, con el ya mencionado Ramón Díaz... ¿Se acuerdan de Crespo, Saviola, Ayala, Solari, Ortega, Gallardo, Aimar, D´Alessandro, Cavenaghi, Mascherano? Por no nombrar a los jugadores que no salieron exactamente de River pero sí tomaron trascendencia aquí, como Sorín, Cruz, Salas, Bonano, Ángel, Lucho González, Francescoli).

Por otro lado, Passarella también tiene que asumir su gran cuota de responsabilidad. No encuentra el equipo, y no es posible tragar estas derrotas y un equipo que juegue tan mal habiendo jugadores de la categoría de los nombrados en los párrafos anteriores.

Por último, y más allá de que sean buenos en los papeles, y que la hayan roto en tiempos pasados (hasta en River), no seamos tontos, no miremos para otro lado y sepamos que otra gran parte de la culpa de lo que está pasando actualmente en River Plate la tienen ni más ni menos que los jugadores. Sí, y no es que esté siendo contradictorio. Creo que tienen la calidad suficiente como para revertir esta situación y hasta lograr grandes cosas, pero ciertamente no lo están demostrando, y es eso lo que me molesta más. Vamos, métanse de lleno en River, deberían estar orgullosos de estar donde están! Ustedes pueden salir de esto, tienen la calidad suficiente. De más está decir que no vendrían mal nuevos aires, así como la llegada de otro técnico, o algo que brinde motivación y juego, sobre todo juego, a este River que va, pero sin ideas, quiere, pero no se le cae un solo concepto.

Es por eso que en este momento es importante recordar que se puede salir adelante de esto, pero no se llegó por mala suerte: no son cosas que pasan.

3 comentarios:

Kei dijo...

Lo publicaste un poco tarde (igual está relacionado con la previa del clásico), pero como ya te dije, estoy de acuerdo con todo.

Saludos!

Marco dijo...

Bien por publicarlo en Dalegas!

Alta columna.

Saludos.

Lopi dijo...

Permiso...
"All things must pass"...
entré a tu fotolog de pura casualidad, chusmeé un poco y encontré tu blog, también me puse a leer alguna de las cosas que escribís, y me sentí identificada (obviamente al igual que un montón de personas seguramente) con la entrada en la que decías que no te salía escribir.
Hace días que no actualizo por la misma razón.
También me gustó cuando hablaste del recital de los Roliings y de "Rogelio Aguas".. Muy certero tu punto de vista.

Te dejo un gran abrazo