21 ago. 2009

Psicología inversa

Hoy estaba en el comedor de la facultad comprando un café con leche con una especie de brownie gigante con mini-emeiemes uando comenzó el siguiente dialogo con la cocinera devenida en cajera:

-A ver cuanto sale esto, porque yo no estoy en la caja, no me gusta manejar plata, es mucha responsabilidad.
-Claro, claro...
-Eh! sale $3 esta cosa... ¿la queres igual?
-Debe valer la pena, la quiero.

Valió la pena.

1 comentario:

emilio.- dijo...

Está muy bieeeen, Dan (nótese la coma anters del nombre). Necesitamos más comerciantes como la señora cocinera/cajera.